LOS TRILLIZOS BARBA PRAGE

¡Oh qué dichosa noticia!
nos anuncia una llegada;
“Tres angelitos delicia”
con fulgor de una alborada.

Es “Embajada del cielo”
réplica de amor y verdad;
llenan de luz este suelo
y de mucha felicidad.

Micaela es la niñita
Jorgecito y Samuelito,
que con dulzura infinita
forman el “trío bendito”.

Sus padres, Jorge y María
sus abuelos, al compás,
rebosantes de alegría
los adoran más y más...

Madre de Dios, imploramos
con fe y satisfacción,
les brindes, y así esperamos,
tu maternal protección.


Enlaces a esta entrada
MILAGROS DE SAN MARTÍN DE PORRES

Estos dos milagritos que te ofrezco
cumpliendo las ofrendas de mi esposo,
el de plata, por lo que te merezco
y el de oro, porque su alma esté en reposo.

Con los ojos en lágrimas bañados
y en el alma mucha fe y devoción
suplicaba perdón a sus pecados
mediante tu divina intercesión.

El segundo milagro que pedía
y accediste negrito en el momento
fue cierta lucidez en su agonía
y así poder hacer su testamento.

Conociendo ya el mal que lo acosaba
y en la vida perdida la esperanza
¡Piedad! para sus hijos te clamaba
y expiró saturado de confianza.
Pues ahora, soy yo la que te imploro
no me abandones en esta situación.
A mis hijos ceded pan y decoro,
que su madre te otorga el corazón.


En homenaje a la memoria de mi esposo:
Sr. Dr. Jorge Salvador Barba (1960).


Enlaces a esta entrada
EN EL DÍA DE LA MADRE

¡Madre! Oh sublime nombre, que sólo el pronunciarlo emociona a cuantos tenemos la dicha de tenerte aún, y en este día grandioso que dedicamos a rendirte tan merecido homenaje, de rodillas elevamos nuestras oraciones de gratitud al Todopoderoso que nos permite conservarte llenos de amor y felicidad.

Quien te perdió, con el corazón desgarrado de dolor, elevará también sus oraciones al Cielo, para que el Señor que así lo dispuso te tenga gozando de su divina gracia.

¡Madre! No sabría decir toda la grandeza que esta preciosa palabra encierra: amor, generosidad, talento, sinceridad; todo es poco madrecita, pues, siguiendo el ejemplo de María Santísima “Madre de Madres”, sabes ser dulce y tierna en la bonanza, fuerte y resignada en la adversidad.

Una flor roja prendida con mucho cariño cerquita del corazón, pregonará la alegría de los hijos que puedan abrazarte en este día, y, los pobrecitos hijos que te perdieron llevarán una flor blanca, también con mucho cariño, pero que dirá silenciosamente: “Mi madre está muerta...”

¡Benditas sean todas las madres del mundo, que nunca bien recompensadas estarán. Sólo ellas saben cumplir tan sagrada misión, y, cual si fueran un Ángel
de la Guarda cuidan con afán y celo de sus hijos: ¡Su más preciado tesoro!

¡Madre!
¡Oh qué nombre más dulce y tierno!
¡Madre!
Tú eres el consuelo en un penar
¡Madre!
Dijo en la cruz el Eterno
y el hombre en la adversidad.

¡Señor te pido me conserves siempre
este tesoro que tengo todavía!
Que mi lema será eternamente:
“Tú eres mi joya”... ¡Madre Mía!


Enlaces a esta entrada
A MI MADRE

¡Feliz día MADRE!
lo menos que puedo decir,
y que mi alma las consagre
por un feliz porvenir.

Con tu amor y tus consejos
mis deberes sabré cumplir,
descartando los complejos
que un joven puede adquirir.

Madre mía, te quiero tanto
y ante JESÚS lo confieso;
Así mismo con tono santo
a su Madre yo le expreso.

Ahora te pido fielmente
me otorgues tu bendición;
la llevaré perennemente
en mi propio corazón.


Enlaces a esta entrada
A MAMA ZITA

Poetisa y fina rimadora
Ejemplar Madre y Esposa
Tiene una prole numerosa
¡Que la admira y la adora!

I

Zita Mitrani, de pequeña
entre la niñez y la juventud
declamar era su gran virtud
como portentosa enseña.
Es así como esta norteña
se inició como triunfadora.
Jacarandosa, seductora
y de delicada inspiración,
demostró que es sin condición
Poetisa y fina rimadora.

II

Le llegó la etapa del amor
en la que, aun adolescente
al Dr. eligió como “paciente”
por su hombría y pundonor,
pasando a ser con honor
del Dr. Barba, orgullosa.
Por la dedicación primorosa
a sus hijos y marido,
consiguió ser en su nido
Ejemplar Madre y Esposa.

III

Irene, Zitta y Juan
inician la larga lista
que parece una reconquista
por lo copioso del clan.
Kiko y Jaime siguen el plan
de manera minuciosa.
Con Miki, Pepe y Beto, la cosa
llegó al final del camino
y marcado por el destino
tiene una prole numerosa.

IV

De todas sus composiciones
destacan por su jocoso estilo
“Navajas de… doble filo”
y “El Candidato” en elecciones.
Nunca hace comparaciones
entre su obra encantadora.
Si “Mis Cinco Huachanos” aflora
y la recita con gran emoción,
es porque lo pide la afición
¡Que la admira y la adora!


Autor: Jaime Barba Mitrani, octubre 2003.


Enlaces a esta entrada
A ZITTA MITRANI

Dedicada por el Sr. Dr. David Sánchez Infante,
San Pedro de Lloc.


Fue en una tarde de ensayo
en donde por vez primera,
cual si fuera una quimera
yo te escuché declamar.
Y ¡Oh qué encanto! ¡Qué prodigio!
¡Me hiciste vivir las horas
en que el poeta sus doloras
supo llorar y cantar.

Primero el título humilde:
¡Muerta! por Amado Nervo.
Mas luego el dolor acerbo
hecho verso, hecho canción
y donde el poeta puso
con el alma desolada,
para su madre adorada
entero su corazón.

Y a todo le diste vida
con tu voz tu dulce acento,
con tu gesto y movimiento
de tus ojos el fulgor.
De tu poder al conjuro
cual bandadas de palomas,
los versos, del alma, aromas,
desfilaron con amor.


Inmóvil viví el encanto
de tu boca milagrosa
donde es la palabra, rosa
donde es el alma canción;
donde vive, donde mora
de la eterna poesía,
su eviternal armonía
y su mágica ilusión.

Por esto te canto humilde
que quien ama la belleza,
también ama la pureza,
belleza del corazón.
Tienes, Zita, del artista
su magnífico destello,
y para el que ama lo bello,
todo lo malo es baldón.


Enlaces a esta entrada
SANTA ROSA DE LIMA

Santa limeña y también Patrona
de AMÉRICA, FILIPINAS y la INDIA,
en tu día tu devota entona
con fe, tu música divina.

Tu nombre, Isabel Flores de Oliva
se convirtió en “Santa Rosa de Lima”
y el orgullo del peruano estriba
en lucir tu “corona” muy encima.




Enlaces a esta entrada
DIVINO JESÚS

Un introito, Señor, será este canto
que lo entono con fe de arrepentido
cumpliré lo que bien te he prometido
con los ojos bañados por el llanto.

¡Oh Divino Jesús te quiero tanto
no quisiera pensar que te he ofendido!
Un perdón, si así fuera, yo te pido
y que mi alma la envuelvas en tu manto.

Entronizar tu imagen fue mi anhelo
mi espíritu hallará así la confianza
la piedad, el amor y la esperanza
que imparte en el ser paz y consuelo.

Conviertes esta sala en un Carmelo
reluciente de mística belleza
donde todo es un culto a la pureza
que lleva las miradas hacia el Cielo.



Enlaces a esta entrada

Videos Poemas

Loading...