Zita nos dejó la mañana del 13 de agosto de 2008, sus restos mortales fueron velados en el Club Tennis Huacho. Nuestra querida poeta se fue en olor a multitud, acompañada de sus dolidos familiares, amigos y sus hermanos poetas llegados de distintas provincias de la Región.
Antes de ser trasladada a su última morada, la poeta recibió el homenaje de sus hermanos de la Sociedad de Poetas y Narradores, institución que integró como dirigente durante años, fue la última tertulia ofrecida a la socia amiga, a la hermana en la poesía.





“Zita era muy grande”, nos escribió la escritora Julia del Prado Morales como respuesta a nuestro penoso comunicado, y es verdad, de su sencillez derivaba su grandeza.

Sus restos están sepultados temporalmente, en el cementerio General de Huacho.


This entry was posted on martes, diciembre 02, 2008 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Videos Poemas

Loading...