MILAGROS DE SAN MARTÍN DE PORRES

Estos dos milagritos que te ofrezco
cumpliendo las ofrendas de mi esposo,
el de plata, por lo que te merezco
y el de oro, porque su alma esté en reposo.

Con los ojos en lágrimas bañados
y en el alma mucha fe y devoción
suplicaba perdón a sus pecados
mediante tu divina intercesión.

El segundo milagro que pedía
y accediste negrito en el momento
fue cierta lucidez en su agonía
y así poder hacer su testamento.

Conociendo ya el mal que lo acosaba
y en la vida perdida la esperanza
¡Piedad! para sus hijos te clamaba
y expiró saturado de confianza.
Pues ahora, soy yo la que te imploro
no me abandones en esta situación.
A mis hijos ceded pan y decoro,
que su madre te otorga el corazón.


En homenaje a la memoria de mi esposo:
Sr. Dr. Jorge Salvador Barba (1960).


This entry was posted on viernes, noviembre 07, 2008 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Videos Poemas

Loading...