PERDÓN

I

Padres míos si obcecada,
y por un amor cegada
herí vuestra dignidad,
¡Oh, yo les pido angustiada
Perdón, perdón por piedad!

II

Un perdón por vida suya,
no permitan que destruya
el odio, mi corazón...
y en cuanto su alma fluya
mandadme vuestro perdón.

III

Hay tormentas en la vida
que dejan el alma herida;
recuerden, Dios se quedó
con el alma adolorida
y con todo, perdonó.

IV

Si vosotros que sois dioses
en la Tierra, y que mil goces
para los hijos queréis,
dejadme oír vuestras voces
¡Y qué feliz que me haréis!

V

Su bendición, padres míos,
será luz que los desvíos
me enseñará a conocer;
y mis locos desvaríos
sabrán desaparecer.

VI

¡Oh Dios grande y poderoso,
justo Padre y amoroso
que inspiraste este perdón,
mi corazón doloroso
elévate una oración...!

VII

Más tarde cuando la muerte
con su guadaña tan fuerte
ya se apodere de mí,
le diré: "Yo con tanta suerte
en la vida no sufrí",

VIII

Porque mis progenitores,
que tal vez, con mis errores
conmoví su corazón,
descartando sinsabores
como padres siempre son...

A mis padres: Lázaro Mitrani
y Carmen R. de Mitrani. (Octubre, 1938).


This entry was posted on jueves, diciembre 04, 2008 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Videos Poemas

Loading...